7 abr. 2012

The Art of Ruin - Capitulo 5: Dios sabe que lo he intentado

Rosemary: Bueno, aquí esta mi casa. Gracias por acompañarme.

La chica pelirroja camino hacia la puerta para abrirla y Ray se quedo parado frente a la enorme casa de Rosemary; tenia tres pisos y estaba pintada de color amarillo.

Rosemary: (se voltea) Te invitaría a pasar para que comamos los pastelistas juntos pero mis padres llegaran dentro de poco. (sonrojada) Seria muy vergonzoso que vean que estamos solos en la casa.

Ray se quedo mirando a Rosemary. Le ocurría algo extraño, era como si en los 20 minutos que estuvieron caminando, el, se acostumbro a su presencia, a su olor, a su figura.

Rosemary: De nuevo, muchas gracias por acompañarme.

Ray seguía quieto, pareciese que aun su cerebro intentaba asimilar que ocurrió; su brazo estaba medio dormido.

Ray: No hay problema.
Rosemary: (camina hacia Ray y le pasa el pastel de tres leches) Toma esto como un obsequio a tu caballerosidad (besa la mejilla de Ray)

Cuando las labios de Rosemary tocaron la piel de Ray se pudo escuchar levemente como el corazón palpito con suavidad y ternura.

Rosemary: (se dirige a la puerta y la abre un poco) Espero que nos veamos de nuevo, Ray. (entra y cierra la puerta)

El sonido de la puerta cerrarse volvió a Ray a la normalidad. Recupero el sentido del tiempo y de lo que ocurría a su alrededor; sentía como su brazo empezaba a despertar y como la ligera humedad de una pequeña parte de su mejilla se enfriaba con el viento.

Ray empezó a caminar a su casa.

Ray: (mirando su brazo y pensando) ¿Por que siento como si aun me estuviera abrazando?

Mientras mas caminaba mas se perdía en sus pensamientos.

Ray: (tocando su mejilla y pensando) ¿Por que aun siento sus labios?

Así continuo todo el camino a su casa, cuestionándose y preguntándose cada cosa.

Ray: (tocando su pecho y pensando) ¿Por que vuelvo a sentir como te mueves?

Finalmente llego a su casa, abrió la puerta y entro; se dirigió directamente a su habitación.

Brent: (tocando la puerta de la habitación de Ray) ¿Ray? ¿Eres tu?
Ray: Si papa. Soy yo.
Brent: ¿Como te fue con el Doctor?
Ray: Bien. Me dijo que debía empezar a hacer mas cosas.
Brent: Ah, muy bien. Oye, ¿por que llegaste tan tarde?
Ray: Le hice caso al Doctor y fui a dar una vuelta por el parque.
Brent: Que bueno. Ray, ahora iré a comprar algo para la cena, ¿quieres algo en especial?
Ray: No, nada. No te preocupes.
Brent: Ok. Ahora voy. Vuelvo en un rato, hijo. (se va)

El papa de Ray es un hombre ocupado pero siempre que tiene tiempo libre pasa tiempo con su hijo, o al menos eso hacia cuando Ray era un niño. Brent también quedo muy afectado por el incidente ocurrido hace 8 años atrás, sin embargo no puede permitirse caer por el bien de su hijo.

Desde la habitación de Ray se escucho la puerta cerrarse; ahora estaba solo, el y sus pensamientos. No podía evitar pensar en Rosemary, en sus ojos, en su rostro, en sus manos, en su ropa o en su pelo. Estaba cegado por la figura de la chica que se dibujaba constantemente en su cabeza cada vez que cerraba los ojos. No podía sacársela de la cabeza. Se gatillo algo en su corazón y mente; ya no se sentía solo ni deprimido.

Un pedazo de hielo que cubría el corazón de Ray se rompió y cayo dejando al descubierto un claro latido de amor.

1 comentario:

  1. Awwwwwww, que mono *3*
    Hay algo que no encaja bien en el 3º párrafo empezando por el final , por lo demás está genial! ^^

    ResponderEliminar